Servicios logísticos frenan crecimiento del e-commerce – Grupo T21

Fuente: Grupo T21

El mercado de ventas minoristas en línea en México hoy en día cuenta con una de las expectativas de crecimiento más altas en el mundo y se sitúa como la principal promesa de crecimiento en la región (tasa de crecimiento a 2022 cercana del 13%, la más alta de los mercados relevantes en Latinoamérica).

 

 

Una serie de condiciones se han venido consolidando en los últimos años para que esto suceda, dentro de las cuales se encuentran los incrementos en la penetración del Internet y bancarización, la creciente oferta generada con entrada de grandes jugadores como Amazon, y la diversificación de métodos de pago que hacen más fácil al consumidor tener acceso a los productos y servicios: Oxxo, Safetypay, Astropaycard.

Sin embargo, una importante condición aún no se hace presente y puede dificultar el avance de este canal. Los servicios logísticos, necesarios para hacer viable esta operación, están fallando en mantener el ritmo de crecimiento necesario. El aumento de las ventas en línea debe acompañarse de un sector logístico capaz de hacer frente a la demanda en servicios de almacenamiento, surtido y entrega. La dificultad de las empresas logísticas locales para conseguir esto representa ya una fuente de preocupación para los ejecutivos de empresas tratando de abrirse camino en este canal, identifica Alejandro Martínez, Socio de la firma de consultoría Integration Consulting en México.

 

 

Entre las principales demandas insatisfechas a los proveedores de estos servicios se incluyen: poca flexibilidad de las políticas de entrega para adecuarse a la realidad del canal, el cual exige entregas durante fines de semana y días feriados; y, en segundo, lugar garantizar la rastreabilidad en tiempo real de los paquetes en traslado que dé al consumidor tranquilidad y certeza sobre el estado de su compra.

 

Cambio de ruta

Viendo hacia adelante, el panorama promete complicarse aún más: “Comparado con mercados más maduros, estas exigencias representan retos aún básicos para los servicios logísticos y sólo deberán incrementarse en el corto plazo”, asevera Alejandro Martínez.

Conforme madure el canal, la categoría de Vestimenta y Calzado que hoy representa 10% del total de ventas, deberá seguir ganando relevancia frente a las categorías líderes actuales de Electrónicos y Productos de Medios. “Con esto vendrán importantes retos, al requerir servicios eficientes de logística inversa que permitan la devolución de productos”, refuerza Martínez.

De igual forma la categoría de Alimentos y Bebidas seguirá ganando relevancia sobre el 3% de las ventas que representa actualmente, y con ello se incrementan los retos logísticos para activar las entregas inmediatas (entregas por debajo de 1.5 horas).

Otras soluciones que se observan en mercados maduros y que deberán ser replicadas por empresas que busquen competir en México incluyen: la reducción de tiempos de entrega a en menos de 24 horas, la entrega en punto de venta que permita al consumidor comprar en línea y recoger su pedido en la tienda física que mejor le convenga, y entregas en ubicaciones alternativas (tiendas de conveniencia, changarros, servicio de lockers instalados por las empresas de servicios de entrega).

“La llegada y evolución del canal de ventas en línea representa siempre un crecimiento de la industria de servicios logísticos para cualquier mercado, sin embargo, el retraso en la reacción de las empresas mexicanas que brindan estos servicios puede estar costándoles ésta oportunidad” afirma Juan Pablo Trespalacios, Consultor de Integration Consulting México.

 

 

Lo anterior se observa con la tendencia de los grandes jugadores del canal a desarrollar sus propias soluciones inhouse en vez de tercerizar los servicios: Amazon creando su propia fuerza motorizada de entrega en última milla para la Zona Metropolitana de la Ciudad de México, la compra por parte de Walmart de la empresa dedicada a la entrega inmediata de abarrotes Cornershop, la consolidación de servicios de LTL (Less than truck load) por parte de los grandes competidores de línea blanca para la entrega de productos de gran volumen (big ticket).

Aun así, el sector logístico comienza a reaccionar, inversiones millonarias están siendo anunciadas por parte de los grandes proveedores de servicios logísticos en México con capacidad de entrega en última milla y paquetería. DHL, Estafeta, FedEx, Redpack y UPS son ejemplos de empresas aumentando y dirigiendo sus inversiones hacia las exigencias de este canal: aumento del número de sucursales que los acerque al consumidor, reduciendo así tiempos de entrega y los requerimientos de combustible de sus unidades, expansión de flotilla y adecuación de sus centros logísticos ante la nueva realidad del fulfilment.